3 microrrelatos

de Ana María Shua

PARA QUE CREZCA BIEN

Para que crezcan bien no basta con regarlas todos los días: hay que darles cariño, hablarles mucho, acariciarles la cabeza y las manos, decía el potus a los helechos, mirándome con orgullo.

FRUTA CON BICHOS

Muerdo una fruta. La fruta tiene gusanos. Los gusanos son contagiosos, dice mi mamá. Por eso me pica tanto. Me quito las zapatillas y las medias. Tengo gusanos blancos, movedizos, entre los dedos de los pies. Si me los saco, vuelven a brotar. Son molestos pero vale la pena: cuando mi hermana los vea, no va a querer morderme nunca más.

ROBINSON DESAFORTUNADO

Corro hacia la playa. Si las olas hubieran dejado sobre la arena un pequeño barril de pólvora, aunque estuviese mojada, una navaja, algunos clavos, incluso una colección de pipas o unas simples tablas de madera, yo podría utilizar esos objetos para construir una novela. Qué hacer en cambio con estos párrafos mojados, con estas metáforas cubiertas de lapas y mejillones, con estos restos de otro triste naufragio literario.

© 2019 REVISTA EYACULACIÓN PRECOZ. Revista de Microficción Online. | josershaid@gmail.com

  • Revista De la Cabeza en Facebook
  • Revista De la Cabeza en Twitter